Skip to content

Menu

¡Chevron, limpia tu desastre!

El 21 de mayo de 2019, miles de activistas se reunirán en todo el mundo y en Ecuador para celebrar el 6º Día Mundial Antichevron. Habrá acciones en al menos cinco capitales de la UE para denunciar los crímenes, la impunidad y los ataques con el mecanismo ISDS de la gigante petrolera Chevron-Texaco.

Utilizar el ISDS para evitar limpiar el Amazonas

Lee aquí un archivo más extenso del caso ISDS (EN)

Entre 1972 y 1993, la empresa petrolera estadounidense Texaco (ahora adquirida por Chevron) arrojó más de 30.000 millones de galones de desechos tóxicos y petróleo crudo a la selva amazónica en el noreste de Ecuador.

Desde entonces, esto se ha convertido en uno de los desastres ambientales más grandes de la historia del mundo. Grandes extensiones de bosque fueron contaminadas en una región de 4.400 kilómetros cuadrados. Los ríos se volvieron negros. La salud y los medios de subsistencia de las comunidades locales se vieron gravemente afectados, con un aumento del cáncer y de los defectos congénitos entre las consecuencias.

 El legado tóxico de Chevron en la Amazonía ecuatoriana / Rain Forest Action network (CC BY-NC 2.0)

Following an Después de una batalla legal de 26 años que llegó hasta la Corte Suprema ecuatoriana, Chevron fue ordenado a pagar $9.5 mil millones para limpiar la Amazonía y compensar a la gente afectada. Hasta el día de hoy, no se ha pagado ninguna compensación, y los esfuerzos de “remediación ambiental” de la empresa petrolera en la Amazonia han sido expuestos como una farsa.

Pero lo peor es que en 2009, Chevron incluso contraatacó y lanzó un reclamo de mil millones de dólares contra Ecuador, utilizando el sistema de arbitraje de inversores contra Estados, ISDS.

El tribunal ISDS decidió a favor de Chevron-Texaco en septiembre de 2018, haciendo que el gobierno ecuatoriano tuviera que realizar un pago, aún no revelado, a la firma. En ningún momento durante este opaco proceso hubo una oportunidad para que las voces de los afectados y las afectadas por las acciones de Chevron-Texaco fueran escuchadas.

Han pasado casi 50 años desde que Chevron comenzó su devastadora contaminación del Amazonas. Sin embargo, después de décadas de lucha en los tribunales, las personas cuyas vidas y medios de subsistencia han sido destruidos, aún no han conseguido justicia. El ISDS, como herramienta para socavar los procesos legales democráticamente determinados, está en el centro de esta subversión tóxica de la justicia.

El caso Chevron fue también una de las principales razones que empujaron a las comunidades afectadas y a la sociedad civil a exigir un tratado vinculante a nivel mundial para poner fin a la impunidad corporativa y defender los derechos humanos.

 

Únete al #Día AntiChevron

El 21 de mayo, únete a nosotras y nosotros para el día #AntiChevron

Tú puedes:

apoyar la movilización de las comunidades afectadas en Ecuador

– unirte a una protesta en Berlín, Londres, Barcelona, La Haya y en otras ciudades europeas

– difundir la carta al gobierno ecuatoriano sobre el caso Chevron-Texaco

– usar el hashtag #antichevron en los medios sociales

– Difundir nuestra petición para acabar finalmente con el ISDS y la impunidad corporativa.

Este artículo se basa en gran medida en el “Chevron vs. Ecuador ISDS file” publicado por War on Want y Global Justice en mayo de 2019. Lee el archivo completo del caso aquí (EN, pdf).